La muerte de los salmones

18 05 2007

Todos sabemos que los salmones son unos peces muy curiosos en cuanto a su comportamiento: nacen en lo alto de un río, descienden al mar para vivir, y, cuando les llega el momento de reproducirse, vuelven a remontar el río en el que nacieron para poner sus huevas en agua dulce.

Al final de este largo viaje, los salmones mueren. Lo curioso del asunto es que no mueren por cansancio, o por el cambio de medio. Es su propio cuerpo el que fabrica grandes cantidades de corticosteroides, que les producen daños en todos los tejidos de su cuerpo.

De hecho, si se le extirpan a un salmón las glándulas suprarrenales (donde se producen estas hormonas), el animal puede vivir durante un año más sin problemas.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: